Eficiencia energética

Hay multitud de funcionalidades domóticas que pueden implantarse en nuestra vivienda o edificio para conseguir resultados en materia de eficiencia energética y de esta forma reducir los costes en consumo de energía. Sin embargo, hemos de tener en cuenta dónde y cómo aplicarlos para obtener el resultado esperado.

Más allá de todos elementos pasivos que forman parte de una vivienda o edificio tales como estructura, aislamientos, cerramientos… Vitales para mantener un control de ahorro energético óptimo, se pueden llevar a cabo medidas activas en control de las instalaciones para no solo mantener sino reducir el consumo.

Según los últimos estudios de IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía), el 75% del consumo energético total  medio en viviendas está destinado a la calefacción y a la producción de ACS (agua caliente sanitaria) y refrigeración. Por lo tanto es en este campo donde debemos centrarnos.

A continuación enumeramos por orden de relevancia de las medidas activas para mejorar el rendimiento de estos sistemas y obtener el mejor resultado.

. Instalación de paneles solares fotovoltaicos : 

Sin duda, el autoconsumo es la mejor de las opciones a tener en cuenta. Después de la derogación de la conflictiva ley del «Impuesto al sol» estas instalaciones están creciendo notablemente en nuestro país. Si bien es cierto que por el momento, debido a sus características, su aplicación en el ámbito residencial se concentra en viviendas unifamiliares.

Igual de importante es la medición y monitorización de la producción del consumo como la gestión que hacemos de ésta energía, y es aquí donde la domótica nos permite realizar esta gestión de una forma sencilla y visual.

Derivar la producción al sistema de calefacción o ACS según demande la instalación.

Visualizar el consumo y la energía producida.

Establecer criterios y tiempos de carga, como por ejemplo para el coche eléctrico, producto cada vez mas demandado.

. Zonificación y gestión de la climatización : 

Lo que conseguimos al seccionar en diferentes zonas la calefacción o el aire acondicionado, es elevar el grado de Comfort de los usuarios que la ocupan pues cada persona percibe la temperatura de forma diferente y reducir el coste energético, porque no es la mismo calentar o enfriar una vivienda entera que una pequeña parte de ella, y el uso que le damos a cada estancia es diferente según la franja horaria o si está o no ocupada. Y aquí es donde toma importancia la gestión y de este sistema, automatizando nuestras rutinas diarias indiferentemente si estamos presentes o ausentes.

Control de persianas : 

El control de las persianas juega un papel muy importante ya que gracias a su control podremos definir dependiendo horarios, zona geográfica e incidencia del sol en cada estación cuando deben subir o bajar para aprovechar la energía calorífica que nos proporciona el sol o cuando evitarlo.

. Instalación de sensores : 

Sensores de puerta y ventana conectados a nuestro sistema de climatización, sensores de inundación conectados al control de la electroválvula de agua, son aplicaciones preventivas que podemos implantar para no tener susto.

 

 

 

 

 

Menú